Roselyn Sánchez Entre Mundos

La matriarca de Grand Hotel encuentra éxito con acento latino.

PALABRAS Justino Aguila
Junio/Julio 2019
COMPARTIR

Sarah Orbanic

Después de una sesión de fotos en un moderno hotel de West Hollywood, Roselyn Sánchez surge con una gran sonrisa y un teléfono inteligente en la mano. Antes de la entrevista, aprovecha para pasar un rato con su hijo de un año y medio, Dylan. “I love you!”, le dice. Así transcurre la vida de Sánchez: entre sesiones de fotografía y ensayos, entre trabajo y familia, entre español–su idioma natal– e inglés, el idioma que debió aprender a hablar perfectamente para conseguir papeles en Hollywood.

Hoy, a sus 46 años, sigue sus propias reglas, participando en proyectos creados a su medida. En junio, la cadena estadounidense ABC estrena Grand Hotel, una serie en la qu Sánchez interpreta a la matriarca Gigi Mendoza y con el mexicano Demián Bichir en el papel de su esposo, Santiago. 

Basada en la popular serie española Gran Hotel, una pieza de época creada por Ramón Campos y Gema R. Neira, la versión americana se desarrolla en un hotel fami­liar de la actual Miami. “Es fenomenal saber que ABC nos está dando la oportunidad de mostrar la dinámica de arriba hacia abajo de un hotel donde la familia de arriba es latina”, dice. El cambio es un reflejo de los tiempos. Sánchez lleva 25 años en el negocio del cine y la TV, que finalmente parece estar listo para lanzar a las latinas en papeles poderosos que celebran sus orígenes.

No siempre fue así. Por años, Sánchez intentó perder su acento latino para actuar en cine y televisión. “Estoy 100 por ciento segura que el hablar como hablo definiti­vamente ha limitado un tanto mi ca­­rrera”, indica. “Viví mucho tiempo acomplejada por mi acento. Me tomó tiempo adquirir madurez y mucha lectura para entender que yo nací y me crié hablando español. Que el español es mi primer idioma y el lenguaje que los músculos de mi boca junto a mi lengua entienden. Pero, mi acento es hermoso y siempre que interpreto a una latina, lo hago con orgullo”.

Afortunadamente, hoy hay más series para latinos, incluyendo Grand Hotel, cuya productora ejecutiva es la actriz Eva Longoria, que también fue productora ejecutiva en Devious Maids (donde Sánchez también tuvo un papel protagónico). Longoria y Sánchez se conocen de mucho antes, de cuando ambas empezaban a recorrer un camino por Hollywood. Se convirtieron rápidamente en amigas y poco después en aliadas como una forma de apoyarse mutuamente en la difícil industria del cine.

“Roselyn es una joya para esta serie”, comenta Longoria. “Fue escrita para ella en mente. Es tan talentosa, tan bella. Ella le da mucha seriedad a Gigi. Ella realmente la retrata como alguien con quien podemos relacionarnos, alguien que queremos ser”.

Para Sánchez, la camaradería ha marcado la diferencia en su trayectoria. “Tener a Eva como una voz de confianza te da un nivel de intimidad dentro de un proyecto que mucha gente nunca ha tenido. Es increíble como amiga e increíble como jefa”.

De la Isla al Escenario

Sánchez nació en San Juan, Puerto Rico, en 1973, la única mujer de cuatro hijos de Efraín Sánchez y Olga Rodríguez. Gracias a su madre, tomó clases de ballet y de piano de niña.

   De chiquita, soñaba con ser Jacklyn Smith de Los Ángeles de Charlie, y aunque se incli­naba por la música y el teatro, terminó estudiando mercadeo en la Universidad de Puerto Rico. “Estaba en la clase de cálculo y la maestra estaba escribiendo una ecuación en el pizarrón”, recuerda. “Yo tenía cero deseos de estar allí. La maestra dijo entonces ‘Sánchez, venga y resuelva la ecuación’. Me llamó como tres veces porque mi cabeza estaba en otro mundo. Cuando me preguntó en qué estaba pensando, le dije algo tímida que “quería ser Gloria Estefan”. 

Cuando salía de clase, la maes­tra la aconsejó que persiguiera sus sueños con la condición de que invirtiera bien su dinero. “Así que puedo decir que Gloria Estefan fue una de mis inspiraciones”, exclama.

A principios de los 90, ganó varios concursos de belleza, modeló y grabó algunas canciones. Sin embargo, la actuación fue la impulsora de su carrera. Apareció como Elena Delgado en la serie Without a Trace y en las películas Rush Hour 2, The Game Plan y Act of Valor, entre otras.

Y aunque las carreras cinematográficas tienden a desacelerar con la edad, Sánchez ha logrado más y más prominencia, especialmente después de Devious Maids. Esta etapa coincidió también con su matrimonio en 2008, con el actor Eric Winter, y el nacimiento de sus dos hijos, Sebella Rose Winter de nueve años y Dylan Gabriel Winter, de 18 meses.

“Cuando me casé, estaba en una etapa de mi vida personal muy linda”, confiesa. “Diez años más tarde estoy mejor. Dios ha sido muy bueno conmigo. Llevo con mi marido 13 años de una relación sólida y llena de amor”. Pero balancear familia y trabajo no es fácil. “Mi tiempo libre es

dedicado a mis hijos. Es bien duro ser una working mom”, aclara.

Comer Bien Y Cuidar La Piel

Mantenerse en forma ha sido clave para Sánchez, quien hace ejercicio al menos cuatro veces por semana. “Esta disciplina me llegó una vez me convertí en mamá. Hoy es como una obsesión. La mente se me transformó y es demasiado importante el ejercitarme, el comer bien (estoy casi vegana) y cuidar mi piel. Me convertí en mamá a los 38 años, o sea bastante tarde, pero debo mantenerme saludable para no perder el dinamismo de una mujer joven”, agrega la actriz, quien vive en Los Ángeles pero viaja a menudo a Puerto Rico y Miami. 

Sánchez también es parte de un grupo de actrices que se reúne regularmente a almorzar. Todas, desde Gina Rodríguez hasta Rosario Dawson y Gloria Calderón Kellett, se motivan entre sí y dan consejos a otras que se inician en el negocio.

Sánchez anima a todos en la industria, especialmente a las jóvenes. “Les digo que piensen más allá de ser actrices, dirigiendo, escribiendo, produciendo. Hay tanto por hacer”.

“[Roselyn] lo intenta todo”, dice Bichir. “Está preparada para cualquier desafío y siempre tiene éxito. Esta serie no funciona sin ella”.

Compartir

Artículos recientes

En Las Entrañas del Carnaval

El Mundo De Magia De Universal Orlando Resort

Karol G Encuentra Su Flow

Las Grandes Bibliotecas de los Estados Unidos