5 Preguntas Con Rose Lavelle

El viaje salvaje de una campeona mundial de fútbol.

PALABRAS Kevin Baxter
octubre 2019
COMPARTIR

Rose Lavelle decidió ser futbolista cuando estaba en la escuela primaria en su ciudad natal, Cincinnati, Ohio. “Estaba obsesionada con la selección”, asegura Lavelle, quien se vistió como Mia Hamm para Halloween cuando estaba en tercer grado. De adolescente, Lavelle se convirtió en buena amiga de los perros, y como adulta abraza ambas pasiones: el fútbol y los animales.

En 2019, dos años después de su debut internacional con la selección femenina de Estados Unidos, Lavelle ayudó a liderar al equipo que idolatraba a un cuarto título mundialista, marcando el gol final y ganando el Balón de Bronce. También hizo amigos de cuatro patas por toda Francia, y fue seleccionada “la mejor futbolista mundial del año”. Nada mal para alguien cuya carrera alguna vez fue amenazada por lesiones. Lavelle, de 24 años, que juega en el mediocampo de Washington Spirit de la Liga Nacional de Fútbol Femenino (EE.UU.), ya no es la que se inspira en sus heroínas, sino la heroína que inspira a millones de jovencitas.


Lavelle y su bulldog, Wilma Jean Wrinkles.

Tu bulldog, Wilma Jean Wrinkles, está con tus padres en Cincinnati durante la temporada de fútbol. ¿Se comunican?

Tengo una cámara de mascotas y una aplicación en mi teléfono para hablar con ella. Es una gran alternativa. Es triste porque no sabe cuándo voy o vengo. Siempre es difícil. Había muchos perros en Francia y traté de acariciar a tantos como pude. Además, teníamos con nosotras a un perro de seguridad llamado Kimbo.

Casi no llegas a la Copa Mundial por lesiones persistentes…

Ha sido un viaje salvaje, pero he tenido mucha ayuda en el camino para llegar a este punto. Tuve unas épocas muy frustrantes: cada vez que regresaba a jugar, terminaba lesionada y lastimando un músculo diferente. Tenía que ser tan paciente. Aprendí mucho. Nadie quiere estar lesionado, pero las lecciones que aprendí me han convertido en una mejor futbolista y persona.


Lavelle, de blanco, anota un gol.


¿Cómo fue el trato que recibieron en el Mundial de Francia con la selección?

¡Fue fantástico! Había muchos aficionados estadounidenses, pero no esperaba que se presentaran en todos los estadios, como si fuese un partido en casa para nosotras. Fue increíble ver cuánta gente viajó y nos apoyó. Pero, también fue un poco abrumador salir del hotel.

Una vez fuiste una de esas fans esperando un autógrafo con tu jugadora favorita, Mia Hamm. ¿Eso cambia tu perspectiva?

Sigo siendo la misma, así que es raro cuando la gente quiere tomarme fotos o hablar conmigo. Ha sido muy importante conocer a mis modelos a seguir a través de toda esta experiencia, pero hoy es genial conocer a niñas o jovencitas que me perciben como un modelo a seguir. Por eso, no las quiero defraudar.

Eres una de las 11 mujeres nominadas para el premio a la mejor futbolista mundial del año. ¿Cómo te sientes?

Creo que tengo mucho más que dar y no sé si debería estar en esa lista todavía. Este Mundial fue realmente especial y todo el equipo merece el mismo crédito. Realmente se necesitó a cada jugadora y a cada miembro del personal para ganarlo. Así que repito, es raro conseguir un reconocimiento individual.

Compartir

Más Deportes

Brasil Con Ojos de Futbol

5 Preguntas: Jessica Mendoza