Karol G Encuentra Su Flow

Junto al mar, la artista colombiana Karol G trae el toque femenino al reguetón.

PALABRAS Isabela Raygoza
noviembre 2019
COMPARTIR

Fotos Omar Cruz

La inspiración le llegó a Karol G – como le llegan muchas cosas – junto al mar.

Un atardecer en 2018, mientras tomaba un descanso de su apretada agenda, la artista se encontró mirando hacia el horizonte desde las majestuosas playas de las Islas Turcas y Caicos en el Caribe. De esa tarde frente al mar, surgió el impulso para componer las canciones de Ocean (2019), el segundo álbum de estudio de la cantante colombiana que muchos consideran la actual reina de la música urbana. “Cuando estoy enfrente del mar, es el único momento que yo de verdad me conecto conmigo misma”, dice Karol G ahora. “El océano es tranquilidad, es calma, es paz, y es vida. Y a la vez es tormenta. Es lo que somos las personas”, agrega.

Estamos en Miami en una sesión de fotos frente al hotel SLS –junto al mar, naturalmente–durante uno de dos breves días de descanso que Karol G tiene en medio de su gira por Estados Unidos junto a Gloria Trevi.

Cuando Karol G se para en un escenario, es una fuerza de la naturaleza. Con maquillaje dramático, extensiones en el cabello y atuendos que van desde diminutos shorts y faldas con zapatos de plataforma hasta pantalones tipo deportivo con tops que dejan al descubierto su abdomen, la cantante se adueña de su entorno, su energía implacable por casi tres horas.


Fuera del escenario, a Karol G se le reconoce como estrella, con sus largas pestañas, su pelo plateado y su actitud y look hip hop. También es un encanto: cálida, amable, divertida y elocuente. Es fácil pasar una tarde charlando con ella, como si fuera aquella mejor amiga que todos tenemos y con la cual podemos hablar abiertamente de moda, comida y novios.  Esa capacidad de conectar es parte de su atractivo, parte de la razón por la cual sus fans han ido en aumento: más de 23 millones de seguidores en Instagram.

“El 70% de mis seguidoras son mujeres y me encanta porque esa es la idea”, dice. “Es mi misión con mi proyecto. Siento que no me he vendido como una artista sexual. Pero sí siento que como mujer en el género, ‘Hey, sí soy una mujer’. Vamos a ponerle la parte femenina, la parte delicada, la parte sexy”.

Siempre Con Sus Padres

Karol G nació como Carolina Giraldo Navarro el 14 de Febrero del 1991 en Medellín, donde se crió en un ambiente musical. Su padre Guillermo Giraldo tocaba música en funciones familiares y Carolina lo acompañaba en voz desde los tres años. Notando la seriedad de su pasión hacia la música, sus papás comenzaron a apoyarla en concursos de música. “Yo canté toda mi vida desde pequeñita. Empecé con la canción de ‘Pelo Suelto’ [de Gloria Trevi a los cuatro años], y participé en muchos eventos”, recuerda la artista.

El apoyo de sus padres, especialmente el de su padre, fue incondicional. Hoy, la continúan acompañando en todas las ocasiones importantes y su padre lleva una cuenta de Instagram paralela a la de su hija, con el nombre “PapaG”. Al año pasado, cuando Karol G ganó el Latin Grammy como Mejor Nueva Artista, pasó a recoger su premio frente a las cámaras con su papá a su lado. “Este hombre es el 99% de la razón del éxito de mi carrera, mi papá”, dijo en ese momento Karol G con orgullo, cediéndole el micrófono y su Grammy.

Aunque Guillermo Giraldo no pensaba que su hija se convertiría en reguetonera, en los años 2000, la música urbana empezaba a oírse en todo el mundo, y Carolina sintió una inclinación natural hacia el género. “Yo no nací en los barrios, yo no nací en la calle, yo la busqué”, menciona la artista. “Iba a competencias y campeonatos de freestyle, y a festivales de reguetón callejero. Empecé a involucrarme tanto que siento que siempre fue mi esencia”.

En 2006, a los 14 años, la cantante apareció en Factor X donde se presentó como Karol G por primera vez. Allí firmó su primer contrato discográfico, y ese mismo año lanzó su primer sencillo urbano “En La Playa”. “La música urbana no es algo que empecé hacer porque era lo que estaba funcionando. Desde el primer día que me llamé Karol G, desde ese día hago música urbana”, comenta la artista.

En el momento de su emergencia, el re­guetón comenzaba a alcanzar su primer apogeo a nivel mundial. “Los productores [de Medellín] querían hacer el reguetón de Puerto Rico, pero no tenían los mismos sonidos, ni el mismo equipo, y ni la misma forma. Entonces empezaron construir su propio estilo,” explica Karol G, refiriéndose al reguetón colombiano que está cargado con toques más sensuales y sabores de pop.

“En Medellín hay una historia muy larga y muy bonita por contar. Yo amo tanto a Medellín. Yo creo los que somos de Medellín tenemos un sentido muy grande”, continúa. “¿Sabías que a Medellín le dicen la Ciudad de la Eterna Primavera? Es porque donde tú pasas miras flores y jardines. La gente es muy amable. Si estás esperando en un semáforo literalmente haces conversación con el de al lado”.

Suave y Potente

Medellín fue crucial para Karol G en todos los sentidos. Desde sus calles, otros exponentes del reguetón, como Nicky Jam, Reykon y J Balvin tomaron nota de ella y la ayudaron; una de las primeras colaboraciones de Karol G fue con Nicky Jam, y sigue siendo muy amiga de J Balvin, quien cantó con ella durante el masivo concierto gratuito que Karol G dio en Medellín en septiembre.

En un mundo urbano dominado por hombres, Karol G empezó a sobresalir con su flow suave y versos potentes, y con una actitud sensual mas no vulgar. En 2016, firmó con Universal Music Latino y su sencillo “Casi Nada” entró en el Top 40 de Billboard. Dos años después, Karol G se convierte en una de las artistas urbanas más exitosas de nuestra generación con la insaciable “Mi Cama”.

Su álbum debut, Unstoppable (2018) establecería a Karol G como la primera dama del reguetón contemporáneo el mismo año que ganaría el premio de Mejor Nueva Artista en los Latin Grammys. Con Ocean, no sólo ayuda a traer más eclecticismo al género, sino que también enseña los distintos aspectos de la femi­nidad. Demuestra su sensualidad con bastante atrevimiento en “Punto G”, y revela su habilidad de componer una de las baladas de amor más tiernas que son dignas de lágrimas.

“Las mujeres vienen con fuerza y han de­mostrado que también ellas rompen récords”, dice Marissa Gastelum, directora de relaciones artísticas Latinas en Apple Music. “Karol y artistas como ella están demostrando su poder como mujeres y reclamando sus asientos en la mesa en una industria que tradicionalmente ha estado dominada por hombres”.

Así como el constante cambio del mar, la cantante también refleja sus verdades polifacéticas a través de su música y persona. A veces derrama su corazón en baladas románticas, como “Ocean”, y otras se vuelve salaz en canciones excitantes como “Pineapple”. Muchos de los temas del disco también nacieron por su amor hacia el intérprete de trap Anuel AA. Juntos, se les considera como la pareja poderosa del reguetón.

“Toda ahora es pro, pro, pro, pro. No hay negativos”, dijo recientemente Karol G, una enamo­rada empedernida. Los dos se conocieron en persona en el set de un video el año pasado y Anuel inmediatamente le dijo a su mánager: “Esta será mi mujer. ¡Te lo juro!”.

Karol se ríe con estos cuentos. “Qué horrible que yo sepa eso, y que eso haya pasado”, dice con una carcajada. Ahora oficialmente comprometidos, los dos pasan juntos todo el tiempo que les queda libres, y se ayudan mutuamente en sus carreras. “Compartimos mucho de estar solos”, dice Karol G. “Nos encanta ver películas; yo soy consentida, y él es súper consentido. Hacemos todo juntos: nos levantamos, desayunamos, comemos. Pero todo ese tiempo somos súper productivos”.


En La Alfombra Roja

Este pasado octubre, Anuel fue el máximo ganador de los Latin American Music Awards. Por su parte, Karol G finalizó su gira junto a Gloria Trevi y participó en el soundtrack de la animación de The Addams Family en la canción de “My Family” donde cantó versos en español junto con los raperos anglosajones Migos y Snoop Dogg. También, lanzó el sencillo “Tusa” junto a Nicki Minaj.

“Cuando llegué a la alfombra roja [del estreno], fue una locura. ¡Me sentí grande, me sentí enorme! No porque sea muy espectacular el hecho que mil personas te estén tomando fotos, sino por el tipo de comentarios que hacía la gente: ‘¡Karol G! ¡Mírame aquí¡ ¡La latina! ¡You’re huge!’… Y me decían cosas súper hermosas”, dice ella, aún con un aura de incredulidad. “Y en las entrevistas, Snoop habló cosas maravillosas de mí. Al final del día siento que el trabajo valió la pena”.

Ahora, Karol vuelve a mirar hacia el mar. Cuando no pasa tiempo con Anuel en Miami, están los dos juntos en alguna isla caribeña, practicando deportes acuáticos.  El video de “Ocean”, por ejemplo, ha alcanzado más de 245 millones de visualizaciones en YouTube y la muestra retozando con Anuel en la playa. Ella irradia una felicidad tremenda mientras bucean, nadan y escriben notas de amor en la arena.

“[Ocean] rompió tantas barreras, no solo en la música urbana, sino en otros [géneros]. La gente todavía quiere baladas y canciones para dedicar”, opina Karol G con una pizca de sorpresa. “Estoy súper agradecida con el público por haberme dado la oportunidad de de­mostrar lo que yo sentía como mujer y como persona en ese momento”.

 “Lo más importante para mí es expresar mi verdad de lo que me sucede, y la manera en lo que siento—y que la gente se pueda identificar con mi música”, agrega.  “Ocean amplió mis ho­­rizontes. Es lindo hacer música para otros corazones y para otras personas”.

Compartir

More related features

¡Más, Miami, Más!

Aquí, nuestra guía a lo más nuevo en las zonas más dinámicas de la ciudad.

Lourdes López - La mujer que hace mover al Miami City Ballet

Más Entretenimiento

Beatriz Luengo Publica Nuevo Libro, "El Despertar de las Musas"

Cuando Luz María Doria Conoció a Gabriel García Márquez

Por Marruecos con los Derbez

Las Caras Latinas De Terminator